Haras Los 4 Candados

Cría de caballos Pura Sangre de Carrera Metileo - La Pampa - Argentina E-mail: laoracionsrl@yahoo.com.ar

sábado, 23 de mayo de 2015

CONCEPTOS SOBRE CRIANZA



CONCEPTOS SOBRE CRIANZA

He encontrado en Internet una serie de  excelentes trabajos sobre crianza escritos por el  Prof. Nelson Rodríguez en una web de Puerto Rico que sintetizan lo que nosotros pensamos sobre el sumun de la crianza del caballo de carreras.  Como no soy autor intelectual del mismo, voy a referir no solo los títulos de como Uds. los pueden encontrar  en la web, sino dejar expresamente establecido que no soy su autor, y quien es el mismo. Desde ya, comparto absolutamente su exposición, y entiendo que si bien, tomando estos trabajos, podría escribir algo parecido, nobleza intelectual determina que uno no "disfrace" un buen trabajo intelectual de un autor, para que parezca de su autoría, sino remarcar quien es el autor y sus claros conceptos.
Debo referir, que cuando Ud. lea este trabajo (síntesis de varios), sepa que su publicación no es para atacar ni denostar a ningún dueño de criadero, ni a los que en el país, se dedican a vender estos animales reproductores (que hacen lo contrario); solo es una serie de trabajos que sugerimos tener en cuenta, como una guía, que nos abra la mente en nuestros criaderos. Nos llevará tiempo llegar allí, pero se debería intentar buscar ese camino. Es correcto decir que yo tampoco cumplo a rajatablas, en mi establecimiento, con lo que el autor pregona, (pero intento buscar ese camino) pero las cosas bien escritas deben publicarse, me beneficien o me perjudiquen. Lo que de última yo deberé hacer, es modificar lo que hago mal , para que en un futuro pueda llegar a "buen puerto".
En el libro de Horse Genetics de ANN T. BOWLING el autor da un concepto que jamás debe escaparse de la mente de un criador.
"...El éxito de los criadores, ya sea a través de la intuición formal o el estudio de la genética, es usar las combinaciones de genes para lograr ventajas.
Los genes son moléculas de ADN (ácido desoxirribonucleico) muy grandes y complejas. Para dirigir los procesos increíblemente complicados de la vida de cada organismo, se requiere un estimado de 50.000-100.000 genes. A pesar de la complejidad, una elegante simplicidad caracteriza al ADN.
El ADN se compone de cuatro unidades de nucleótidos en series lineales de gran longitud. Los nucleótidos difieren entre sí, en función de que base contienen: A (adenina), T (timina), G (guanina) o C (citosina). De ello surge de un número ilimitado de combinaciones potenciales, pero las secuencias no están compuestas al azar. Las secuencias de nucleótidos son el código de la genética.
La doble hélice se compone de filamentos complementarios, para cada A en un filamento, una T está presente en el otro filamento y por cada C, una G en el circulo de la estructura helicoidal, permitiendo fases alternativas de extensión y de condensación del ADN críticamente importante para la actividad del gen y la división de las células. El código es  trasmitido adelante a cada célula a través de un mecanismo que utiliza cada filamento como una plantilla, para generar el filamento complementario. De esta manera cuando la célula se divide, cada producto recibe una copia exacta del código. Algunos genes son unidades de información para la producción de proteínas.
Para la síntesis de la proteína, el código se lee de una sola hebra o  filamento de la doble hélice del ADN. Una secuencia  muy pequeña para el  gen del sodio  que es el canal que produce el músculo del caballo, es: ATCTTCGACTTC. Esta orden pone la información en código, para congregar aminoácidos en una proteína. Leyendo el código en los grupos de tres letras, estas 12 bases se traducen a una cadena de cuatro aminoácidos (isoleucine - phenylalanine - asparagine - phenylalanine), un pedazo muy pequeño de una gran  molécula de proteína que es una parte de cada membrana de la célula muscular.
Las proteínas son sustancias que controlan los pasos para el desarrollo del  óvulo y el espermatozoide a través de las etapas de crecimiento del potro al adulto. Las proteínas determinan la forma y la estructura, y proporcionan la información para mantener las funciones de la vida. Extremadamente rara vez, ocurre un cambio en la secuencia del ADN (mutación), que puede alterar la estructura de la proteína producida (o resultar en ninguna proteína), causando la muerte embrionaria temprana o una enfermedad hereditaria.  En nuestro ejemplo del gen del sodio del músculo, un cambio de la segunda C a un G da lugar a una substitución del aminoácido leucine por phenylalanine que se asocia con la parálisis periódica hyperkalemic (HYPP),  una enfermedad hereditaria que trae parálisis del músculo en los  caballos cuartos de milla y a las razas que utilizan los caballos cuartos de milla como animales reproductores (tales como Appaloosas y Paints). No todo cambio del ADN produce consecuencias visibles en el animal. Algunas mutaciones alteran la secuencia del nucleótido, pero no causan una substitución del aminoácido y no tienen efectos deletéreos o de otra manera reconocibles (mutaciones silenciosas). Las mutaciones silenciosas pueden también ocurrir en las regiones del ADN que no codifican para una proteína.
Todas las células de los animales contienen los mismos genes, pero según el tipo de célula, específicos genes, necesitan “estar encendidos” y otros “apagados”. Por ejemplo, los genes que controlan la producción del hueso se apagan en el hígado, pero están  activos en las placas del crecimiento del hueso. Menos del 10% del ADN humano está en los exones, las regiones que codifican para la producción de proteínas. Una función del resto, los intrones, parece controlar el comportamiento de los genes.
El ADN de los genes del caballo está empaquetado en 64 cromosomas encontrados en el nucleo. El proceso de meiosis genera los gametos (esperma en el macho y ovulo en la hembra) con solamente 32 cromosomas (número haploide) – que solamente contienen una copia de cada uno de los pares de cromosomas encontrados en células diploides normales. Cuando el óvulo y el espermatozoide durante la fertilización, se combinan para formar un zigoto, el número de cromosomas en la célula resultante es de 64, se reconstituye el número de cromosomas y la composición de genes apropiados para el  animal que conocemos como el caballo.
En la reproducción se produce lo que es conocido como el sistema de la MEIOSIS: Integran a la meiosis dos programas que son directamente responsables de las características de la herencia genética.
* División reductiva resulta en un  gameto receptor (ovulo o esperma)  que recibe un solo cromosoma,  que tiene mezclado al azar, los cromosomas que se trasladan de los padres a los hijos y a sus nietos. Este proceso reafirma los pares de cromosoma en cada generación y genera proporciones características del rasgo y segregación de alelos.
* La recombinación permite a los cromosomas homólogos derivados del padre y la madre, intercambiar secciones..
Un animal tiene solamente dos copias de cada gen, a pesar de los muchos componentes genéticos del pedigrí.
Por ejemplo, los cuatro abuelos proporcionarán material para la composición genética de un nieto, aunque para cada uno de los genes, sólo dos abuelos, uno del lado paterno y uno por el lado materno, estarán representados.
Algunos grupos de genes tienen la posibilidad de que sean doblemente aportados porque están estrechamente unidos o entrelazados  en los  cromosomas lineales. La Meiosis asegura de que los genes en cromosomas diferentes o genes que están muy separados en un mismo cromosoma, es poco probable que permanezcan juntos, incluso a través de sólo unas pocas generaciones...."
Siendo esto así, pensemos en un pedigrí de una manera diferente; Ud. está acostumbrado a conocer los nombres (por ej Mr Prospector, Northern Dancer etc.) , yo le propongo que a los fines de comprender este trabajo,  véalo como un número, y observe que según Ann Bowling,  de un animal que tiene 4 abuelos, solo dos transmiten sus genes. Si ello es así el diagrama sería el siguiente


Pedigrí   DEL HIJO A NACER formado   CROMOSOMAS DEL  2-104
PADRES 
ABUELOS
BISABUELOS
TATARABUELOS
(1ª Generación)
(2ª Generación)
(3ª Generación)
(4ª Generación)
Influye 50%
Influye 25% C/u
Influye 12,5% C/ u
Influye 6,25% C /u
1
1
6
6
15
1
14
1
3
7
30
7
3
3
40
2
4
4
50
4
20
20
60
2
2
70
2
5
5
80
103
103
12
32
12
103
103
14
11
11
24
11
21
21
63
104
10
10
35
10
23
23
36
104
31
31
42
104
104
54
En suma, los números en color, serían los genes que no llegan, y los números en negro, son los que forman al animal. Si esto es así, como lo sugiere  Bowling, haciendo inbreeding, se podrían fortalecer esos genes. Lo que falta es conocer de donde surgen esos genes. Si bien hoy no es posible saberlo exactamente, si podríamos sospecharlo, y para ayudar en la sospecha, vienen los artículos -son varios- que a continuación se citan (yo solo voy a ir acotando algunos detalles que me parecen interesantes y lo hare en otra letrilla.
CRIAR ¿Crucigrama o Rompecabeza?
Por: Prof. Nelson Rodríguez Puerto Rico
Para poder lograr establecer un gran linaje se tiene que comenzar con una base sólida. A esto se le llama en el argot de la crianza como el “Foundation Sire” y “Foundation Mare”. La palabra “foundation” se traduce directamente a zapata. Los que saben de construcción saben que la zapata (los cimientos) de una casa o edificio en una de las partes más importantes de una estructura, allí está la fundación que permitirá sostener el edificio que se construirá más arriba.
La crianza es una actividad que envuelve la ciencia de la genética, a mucha gente se le hace difícil seguir y entender. Todo gran criador de animales de trabajo tienen el concepto básico del conocimiento de la genética como denominador común entre ellos. Ya sean caballos, perros o pájaros, los criadores exitosos entienden lo que es la genética práctica. En los caballos están muchos que se crían extensamente para ejecutar trabajos específicos y sus linajes están cuidadosamente construidos. Como lo son los caballos Lipizzano, los de salto y los de carrera. Estos linajes los llevan de generación en generación fomentando, estableciendo y mejorando sus características. En los perros están los perros de ganado, policía, rastreo, etc. Mientras mejor sea su linaje, mejor llega a ser sus ejecutorias. En las aves están los gallos de pelea, canarios de canto, palomas mensajeras, etc. Todos ellos cuando se crían juiciosamente con la genética como base principal para mejorar su raza, producen gallos finos que no huyen, canarios que cantan sobre 10 tonos distintos vs los no especializados que solo llegan a 4-5 tonos y finalmente las palomas mensajeras de linaje fino que ganan sus carreras en distintas distancias, sea volando sobre tierra o agua. Ese factor genético es lo que distingue un linaje del otro.
 En la crianza, es de fundamental importancia los animales a escoger para construir un linaje. Tanto el macho como la hembra deben tener las cualidades físicas y genéticas para reproducirlas en sus generaciones siguientes. 

Agrega RDRS: Nosotros entendemos como muy válido a tener en cuenta, que esta es una raza que tiene una característica genética especifica, que es "la velocidad". Poco importa si el animal es lindo o es feo, poco importa si es grande o es chico,(los animales buenos vienen en todas las medidas, y esta no es una raza creada para exposiciones rurales)  lo que importa es que tenga la característica genética que hace a esta raza..."la velocidad". Y la forma de saber si contienen esa característica genética, lo determina "EL POSTE DE LLEGADA". Este elemento es el mejor tamiz que separa lo que "debiera reproducirse" de lo que prima facie, "no debiera reproducirse" (reconozco que he reproducido algunos que no debí reproducirlos, y lo más grave, es que reconozco también que en algunos de esos casos, he tenido éxito, pero no se debería tener en cuenta esa circunstancia aleatoria y criar en base a excepciones)
Por allí se ve normalmente en la web, algunas publicaciones sobre venta de animales pos campaña, que los ofrecen como futuros padrillos y dicen: "Vendo  ganador  de 2 carreras comunes para padrillo". Eso jamás debiera dejarse de semental para un haras. Es correcto decir que -muy pocas veces en el mundo ha ocurrido- que se ha dado que un animal que no gano clásicos de Grupo, en la cría fue formidable (por ej. Phalaris y otra excepción Danzig que se rompió luego de  ganar sus únicas dos carreras que corrió) pero esos son solo  excepciones a la regla y por principio, no se debería transformar nunca una excepción, en un modelo a utilizar para criar con este tipo de animales. Si Ud. quiere tener alguna posibilidad de obtener un ganador de grupo, lo mínimo que deben haber sido sus padres, es haber sido  ganadores de grupo, o por lo menos uno de ellos serlo.
Normalmente la línea materna, no es ganadora de grupo, (ya que esas cuestan fortunas, aunque si se pudiera, SERIAN LO IDEAL)  pero siempre el semental si lo es. Ahora, para reproducir a  una madre que no es ganadora de GRUPO con un padre que tampoco lo es, o que es ganador de carreras comunes o de handicap, lisa y llanamente a nosotros nos suena como que se está creando un animal que NO PERTENECE A ESTA RAZA
Esta raza se formó, con sementales que mínimamente fueron ganadores clásicos de Grado o Grupo I , II, o III, y no con ganadores de handicap -salvo Phalaris-, ni de carreras comunes; reconozco que para algunas personas el leer esto les puede producir algun grado de ofuscación, pero alguien debe expresar como se conformo esta raza... nos guste o no nos guste, esta raza es una raza exquisita que requirió de ganadores de las mejores carreras, y no de segundones.
Ya es difícil obtener un ganador clásico de un padre y madre ganadoras clásicas..., no quiera imaginarse lo que será lograrlo de animales que ninguno tengan esa característica genética. El Dr. Frederic Harper titular de la cátedra del Departamento de Ciencia animal de la Universidad de Tennessee en EEUU lo dice con letras de molde ...Es muy improbable que animales mediocres produzcan potros ...mejores que mediocres o provechosos....
Pero criar con madres ganadoras de Grupo, es casi imposible económicamente para un criador pequeño; en ese caso recomendamos que arranque con yeguas que aunque no hayan sido ganadoras clásicas o de grupo, hayan ganado a los 2 y 3 años y un mínimo de 3 carreras, eso da la seguridad absoluta de que el animal tenía la característica genética de la velocidad, ya que esa proeza (ganar 3 a los 3 años) no la logra cualquier animal; además analice a su madre y a sus hermanos y que todos hayan sido ganadores ,y cuanto mayor sea la cantidad de triunfos en su haber...MEJOR....; eso habla de la respetabilidad de ese rasgo genético en su familia inmediata.

Continuemos con la cita del trabajo del Prof. Nelson Rodríguez Puerto Rico 
Pero para lograrlo, se tiene que tener un “Plan de Trabajo” bien hecho para que se realice ese linaje en toda su plenitud.
A pesar de que hay muchos criadores que nunca emplean un plan de trabajo en sus criaderos y su plan de cruces es: ... “deja ver que sale de ese cruce”..., algunos de ellos pudieran lograr algún resultado bueno, pero por lo general, es esporádico.
Cuando se emplea un buen “Plan de Trabajo” es como usar un GPS. Todos saben que cuando usas un GPS, es la forma más segura de llegar a un sitio que nunca has ido anteriormente. ¿Entonces, cómo se hace un buen “Plan de Trabajo”?
Cuando una persona diestra en la genética hace un plan de trabajo toma en consideración
a) las características dominantes de cada linaje.  
b) Cuales linajes combinan bien con otros.
c) Cuales linajes necesitarían de líneas específicas para tener un resultado adecuado.
Y así sigue hasta hacer toda una red de cruces posibles para lograr un animal superior. Todo eso envuelve un gran estudio de viabilidad y por ende otro plan, pero de ejecución.
Dado a que los caballos no son como los perros y pájaros que tienen múltiples hijos en una camada, las yeguas usualmente solo paren 1 vez al año y si son buenas paridoras. Eso hace que un plan de trabajo tome más tiempo en cosechar sus frutos. (...de allí que la elección de la yegua es extremadamente importante para un criador...).
Para aquellos que tienen la visión de la gran aportación que un buen plan de trabajo les puede traer a su crianza, ahí tenemos a los japoneses. Los nipones son un ejemplo vivo y fehaciente de lo que es afrontar la crianza sin juegos, tapujos y sin escatimar. Comenzaron con la gran adquisición de llevar al legendario Sunday Silence a su crianza. Y basaron toda su crianza en él. Eso fue en el 1990, hoy en día son toda una potencia mundial gracias al gran plan de trabajo que hicieron obtener los linajes adecuados,  trazar y ejecutar ese plan fidedignamente.
Japón y su Sol Naciente
Los japoneses galopan cómodamente al frente en dinero ganado a nivel mundial con sus productos. Sencillamente han aplastado la oposición aparatosamente y sin tener ninguna amenaza de ningún otro país o ejemplar en el mundo. Pero cuando tratamos de evaluar esta situación objetivamente, nos tenemos que fijar en cuál es su filosofía de crianza. Los criadores más exitosos del siglo 20 usaron técnicas similares de crianza para desarrollar sus líneas exitosas. Criadores como Federico Tesio, Marcel Boussac y William Hall Walker fueron responsables de mejorar muchos linajes reproductores maternos a parte de producir extraordinarios corredores quienes eventualmente llegaron a ser sementales y “brooders” exitosos. Ellos trataban a cada ejemplar como lo que eran, individuos con sus diferencias intrínsecas. Cada yegua madre tenía diferentes necesidades. Y por eso ellos usaban técnicas variadas como inbreeding, linebreeding, outcrosses, etc. dependiendo del patrón genético que ellos deseaban desarrollar.
Tenemos que recordar que el “purasangre” es un animal híbrido, lo que hace que no se reproduzca fiel a un estándar. Por eso vemos la gran variedad en colores y de conformación física del caballo.
Pero si comenzamos a criar ejemplares duplicando con ancestros que fueron influyentes, estaríamos tirando genes homogéneos (parecidos) a esa gran piscina genética que se forma cuando se hace un cruce.
El reducir la cantidad de ancestros en un pedigrí, reduce la oportunidad de variación genética. Esto aumenta la posibilidad de producir un ejemplar, por encima de la media.
Por lo general vemos en esta vida que las mejores cosas casi siempre son las más sencillas. Y los nipones son unos que le han aplicado eso, a su filosofía de crianza. Su filosofía ha sido una sencilla pero contundente. Criar de sementales bien milleros con yeguas de ultra fondo.
¿Así de sencillo? Pues no del todo, pero en resumidas cuentas se podría resumir así. Siempre quedan los intangibles. Son firmes creyentes en una de las reglas básicas de crianza, y es que: “No hay sustituto para la calidad”.
a) Yeguas madres que provienen de linajes reproductoras maternas (LRM) poderosas tienen la capacidad de producir extraordinarios productos de una variedad de linajes (genotipo).
b) Yeguas que provienen de linajes reproductores maternos (LRM) promedio (mediocre) pueden aumentar y mejorar su LRM con una minuciosa y cuidadosa selección de padrillos  que la complemente.
c) Pero yeguas que tienen un linaje reproductor materno (LRM) promedio bajo, son extremadamente difíciles de mejorar, ya que para eso habría que invertir en muchísimo tiempo en cruces cuidadosos, para ver un resultado positivo.
Sunday Silence; la base de la línea japonesa
La historia del gran Sunday Silence es una de gran intriga y admiración. Ya que a pesar de lo gran corredor y ganancias de por vida, a pesar de ser seleccionado como Caballo del Año, a la hora de ser retirado para la recría, los criadores americanos le dieron la espalda. Los criadores dijeron que era demasiado finito, que era de hueso liviano, que si tenía las rodillas torcidas, etc., etc. En fin, fue condenado por cuanta excusa imaginable a pesar de haber sido el mejor caballo de su generación y por mucho!
Dado esa situación de la gran falta de aprecio demostrado por los criadores, el Sr. Hancock decidió tomar la próxima mejor opción. Se lo vendió al criador más famoso de Japón, el Sr. Zenya Yoshida y su finca el Shadai Farm.
Los Japoneses le tienen un aprecio especial a los caballos que tengan fondo y que tengan la habilidad de ganar a todo y todos, sin importar sus apariencia o linaje.
Y la historia nos dice que esta movida vino a ser una de las jugadas más exitosas del mundo de la crianza de todos los tiempos. Sunday Silence dejó boquiabiertos al resto del mundo con una tras otra, sucesión de corredores excepcionales. Corredores que se destacaban a los 2 años, en cortas y en largas, en tierra y en grama, y como si fuera poco se destacaban tanto “en casa” como en el extranjero. Simplemente no había límites para esos “Sunday Silences”.
Y hoy en día Japón se ha convertido en la potencia Nº1 del mundo en ganancias mundiales de sus sementales. Tanto así que en el 2011 de los primeros 30 padrillos en ganancias a nivel mundial, 25 de ellos eran japoneses o estaban ubicados en Japón. Su padrillo líder generó la friolera de $55 millones de dólares! Y de los Top 10 a nivel mundial 8 son Japoneses y generaron la friolera de sobre $264 millones para el 2011. Para encontrar un semental americano de ganancias a nivel mundial hay que bajar hasta el nivel 26 donde está Giant’s Causeway con “solo” $12 millones. Y digo “solo” porque cuando lo comparas con $55 millones se ve diminutivo. Si expandimos los resultados a los TOP 30, Japón ocupa más de la mitad de ellos. Dándole pleno dominio de los “rankings” mundiales. Y no solo dominan en su crianza sino que también en los sementales destacados que no son nacidos en Japón. De los 10 padrillos en los TOP 30 que no nacieron en Japón, TODOS están radicados en “la tierra del sol naciente”. Que visión tienen los nipones. Han llevado para allá padrillos por linajes de Mr. Prospector, Deputy Minister, Devil’s Bag, Roberto y Wild Again y con sus conocimientos y filosofía de crianza, se han destacado al nivel de estar entre los TOP 30 mundial! Los nipones son como el Rey Midas de la crianza.
Compare eso con la filosofía barata de EU y ahí tienen los resultados.
Dado el prejuicio tan grande de los americanos en contra de cualquier caballo que NO tenga las siglas (USA) al final del nombre, han dejado de ser la potencia mundial que ocupaban en antaño, para estar en el 3er puesto detrás de Japón e Irlanda. Genéticamente hablando, no puedes mantener un linaje sin tener otras líneas alternas para infundir en la “línea base”.
Los japoneses siempre han tenido una actitud de “cero juegos” cuando se dedican a algo. Y la crianza de purasangres no ha sido una excepción. Su base de Sunday Silence es responsable al 2012 de 12 de los primeros 26 padrillos de ese lote y sobre $260 millones anuales en ganancias pero solo de los 30 sementales líderes a nivel mundial. Imagínense la cantidad que están produciendo TODOS sus hijos en la recría! Sencillamente una demostración espectacular, sin igual, de prepotencia y genética perdurable. Pero la historia nos enseña que toda dinastía que sube y permanece, eventualmente cae. Entonces como dice el dicho; si conoces la historia, no estás destinado a que se repita. Y si hay algo que los japoneses conocen mucho, es historia.
¿Entonces, qué están haciendo los nipones para su crianza después de la era de Sunday Silence? Ahora con su poder adquisitivo en los purasangres, obtuvieron para el 2012 al caballo de carrera ranqueado como el Nº1 a nivel mundial, el británico Harbinger.
De acuerdo a fuentes fidedignas, esa transacción ha sido catalogada como una de las compras más lucrativa de tiempos recientes. Hubo buenas ofertas de las mejores fincas británicas e internacionales y una de las más fuertes era precisamente de una finca local para que se quedara en Inglaterra. Desafortunadamente para ellos, la oferta final del grupo japonés donde servía Sunday Silence fue demasiado fuerte para sobrepasar. Quedando así el escenario listo para que este gran ejemplar comience su vida de reproductor en “la tierra del sol naciente”. Y mientras él llega a Japón, siguen los hijos de Sunday Silence como Neo Universe, Deep Impact, Manhattan Café entre otros generando cientos de millones de dólares ANUALES en ganancias por corredor. Y su semental líder, King Kamehameha, quien NO tiene sangre de Sunday Silence, es una joya genética de cómo los japoneses aplican efectivamente los conceptos genéticos de inbreeding y linebreeding. King Kamehameha solito a generado más $55 millones en el año 2011. Compare eso con los $12 millones que genera el semental internacional líder en EU, Giant’s Causeway, y obtendrá un recuadro claro de la diferencia abismal que hay entre los reproductores estadounidenses, versus los nipones.

Análisis de un buen semental:
La filosofía americana es que si un padrillo no produce nada sobresaliente en sus primeras 2-3 cosechas, queda casi automáticamente descartado. La filosofía americana cree que un padrillo debe dar ‘el palo’ en su primera cosecha.
Estos son “los queridos”, o sea los padrillos afortunados. Sementales que desde su primera cosecha producen extraordinarios corredores. Por lo general esos primeros años son de gran euforia en la crianza e hípica en general por esos productos que tiró. Sin embargo, lo normal en la crianza, es que un padrillo resplandece en esos primeros años y luego se va apaciguando en su producción de corredores superiores según pasan los años.
Solo cuando un semental tiene una gran prepotencia, es cuando puede seguir produciendo gran calidad al paso de los años, aunque le cambien las yeguas que monta. Las yeguas son claves en la emancipación de un padrillo.
Son muchos los prospectos de semental que nunca explotan su máximo potencial precisamente por no haber montado yeguas que lo complementen fenotípica y/o genotípicamente hablando. Pero para aquellos que caen en gracia y se destacan tempranito en su labor de padrillo, por lo general tienen un futuro prominente en la crianza. Y dije ‘por lo general’ ya que ha habido muchos padrillos que a pesar de haber dado un ‘sendo palo’ en sus primeras cosechas, no han tenido la suerte de montar un nutrido grupo de yeguas consistentemente a través de los años.
Por el otro lado, hay otros buenos padrillos que simplemente no están mucho en la crianza por situaciones físicas o fisiológicas que les ocurre que le tronchan la salud, vida reproductiva o su propia vida.
Y por último, tenemos a los “abortos de la naturaleza”, o sea, padrillos que son tan y tan prepotentes que nunca dependen de sus yeguas para producir calidad año tras año en sus productos. Todos los países han tenido algunos reproductores así. Son muy pocos los sementales que han podido seguir produciendo a tan alto nivel y a esa edad, a pesar de no tener la dicha de montar las yeguas más compatibles con su linaje.
Análisis de los números para saber cual es un buen semental: hay que mirar a TODOS los números en las diferentes categorías de la crianza para analizar la calidad de un semental.
Comencemos con la primera categoría. Esa categoría es la de cantidad de ejemplares producidos que llegan a correr.
Por ej pensemos en un semental que en ésta categoría tiene un 66% de corredores del total de nacidos, un número que ciertamente no es nada asombroso pero sigue siendo  uno bueno.
Ahora vamos a evaluar las estadísticas de ese 66% que llega a la pista. Por lo general, siempre se busca la cantidad y porcentajes de ganadores que un padrillo puede producir por corredor.
Para considerarse como un semental bueno, según los estándares americanos, debe tener alrededor de un 50%.
Por otra parte, tenemos la categoría que todo el mundo busca que tiene dentro de esa categoría de ganadores, y es la de ganadores clásicos por corredor.
En la crianza americana se busca que un padrillo tenga por lo menos un 10% de ganadores clásicos por corredor
Además, quedan par de categorías que no podemos dejar de recalcar. Todo semental produce números en diferentes categorías de acuerdo a sus productos engendrados y lo que ellos hacen en la pista. Una categoría que evalúa la ejecución pistera de su prole en cuanto a dinero ganado vs el promedio de ganancias de la raza; es lo que se le conoce como el índice reproductor. El promedio para la raza en EU es de 1.00 pero para los estándares americanos ese número se le considera bastante flojo, aunque para los sementales locales y dada nuestras condiciones intrínsecas, ese 1.00 se pudiera considerar sobre promedio
Para terminar, tenemos la categoría de: promedio de dinero ganado por corredor.

La familia es más fuerte que el individuo
He hablado muchísimo sobre los jefes de raza y su importancia en la recría. Hay jefes de raza que son tan prepotentes que dejan una marca inmediata en las generaciones siguientes. Y hay algunos que son tan prepotentes que su legado va más allá de sus hijos y trasciende a generaciones subsiguientes. Sementales que cambian la raza caballar de ese tiempo. Y se ven como tienen, no solo hijos, sino nietos y bisnietos que sobresalen en la recría también.
Y si mucho he hablado de los machos, más he hablado de la importancia de las hembras en la crianza. Hay hembras que mejoran a sus sementales y hay hembras que pueden cambiar toda una generación de la crianza. De ahí los términos de ‘blue hen’ para aquellas yeguas que han producido extraordinarios ejemplares hasta con distintos sementales. Y éstos a su vez tienen buen rendimiento en la recría.
Y entonces si hay jefes de raza ¿habrá jefas también? ¿Hembras que sean tan influyentes que dejen una huella genética de gran calidad en la raza? Definitivamente de que las hay las hay. Pero dado la limitada cantidad de ejemplares que puede producir una hembra, en comparación con los machos, no se les debería llamar jefas. Un seudónimo más apropiado seria ‘Reina de Recría’. Ya que de alrededor de una decena de ejemplares que puede producir una yegua, no compara con los cientos que puede producir un padrillo.
¿Pero cuán importantes son estas reinas para la recría? ¿Cuán importante serán para el ejemplar individual? ¿Habrá una diferencia entre estos dos? Tomemos algunos ejemplos.
Seattle Slew fue un gran corredor por el linaje del jefe de raza Bold Ruler. Otro gran ejemplar por esa misma línea de Bold Ruler lo fue Spectacular Bid. El Slew ganó invicto la triple corona estadounidense aparte de los importantes clásicos Champagne, Wood Memorial, Marlboro Cup y Woodward. Fue el único triple-coronado en ganarle a otro triple-coronado. A parte de ser el único en ganar la triple corona invicto. Y para que tengan una idea de su particularidad genética, era un caballo cebruno dominante. Lo que significa que nunca produjo un ejemplar alazán.
Por el otro lado, tenemos Spectacular Bid que ganó los clásicos Young America, Laurel Futurity, Worlds Palyground, Champagne, Kentucky Derby, Preakness, Marlboro, Blue Grass, Florida Derby, Fountain Of Youth, Charles H. Strub, Santa Anita H., etc. Fue campeón dosañero, campeón tresañero y campeón mayor. Rompió o igualó 8 récords de pista y ostenta la marca mundial de la 1 ¼ milla en tierra. En fin, fue sindicalizado por $22 millones. Como se ve tiene un palmarés encomiable. Y, fuera de triple corona,  no tiene nada que envidiarle a Seattle Slew.
Sin embargo, cuando fueron a la recría se esperaba muchísimo de Spectacular Bid y decepcionó a muchos. Por el otro lado, Seattle Slew fue tan bueno en la recría que se convirtió en jefe de raza. Entonces si ambos descienden de la línea de Bold Ruler, tan prepotente en esa época, ¿Porqué uno fue jefe de raza y el otro ni figuró?
La clave estriba en las hembras influyentes que tenían en su pedigrí cada cual. Si un potro/caballo fue un gran ejemplar de carrera y proveniente de un padrillo prepotente, él tiene una mejor oportunidad de sobresalir como semental, si tiene unas buenas líneas matriarcales. Las grandes matriarcas o yeguas de la recría, tienen una gran influencia en el desarrollo de un ejemplar para padrillo.
En el caso del pedigrí, en un pedigrí de 5 generaciones hay 31 yeguas ahí representadas. Y en el caso de Seattle Slew, no solo venía por la descendencia de Bold Ruler con inbreeding a las extraordinarias ‘reinas de recría’ Frizette y La Troienne, sino que aparte de ser hijo de una reina de cría tenía la friolera de 17 reinas en su pedigrí inmediato de 5 generaciones.
Por el contrario, Spectacular Bid de 31 hembras en su pedigrí de 5 generaciones solo tiene 6 reinas y 5 de ellas corresponden a Bold Ruler. O sea que contando las hembras de Bold Bidder (madre de Spectacular Bid) y toda la línea materna de Spectacular Bid solo tiene 1 reina de recría en esas 5 generaciones.
En conclusión, por eso es que en los círculos de la genética se dice que la familia es más fuerte que el individuo. Miremos las cantidades de reinas en padrillos destacados:
A.P. Indy 20 (e inbreeding con la reina Somethingroyal madre de Secretariat),
Dynaformer 13,
Rahy 15, todos estos destacados padrotes tienen doble dígitos en reinas de recría en su pedigrí inmediato de 5 generaciones. 

Final, aporte de RDRS: A manera de síntesis para terminar esta reproducción de estos excelentes trabajos del Prof. Nelson Rodríguez,, se debe acotar que cuando el animal a utilizar para la reproducción, que Ud., vaya a utilizar, provenga de EEUU, el trabajo de identificación de cuáles son los GIGANTES GENETICOS DE LA REPRODUCCION  ya ha sido realizado; Ud. puede visitar la pág. web del DOSAJE, y allí están enumerados cuales son los sementales JEFES DE RAZA mundial, y en las hembras, la pág. web de REINES DE COURSE, ha identificado cuales son las hembras que cumplen con esa característica genética
En el orden nacional y teniendo en cuenta sementales y yeguas que actuaron en Argentina uno de los trabajos que deberían  ser tenido en cuenta, en sementales, -podrían hacerse otros que lo mejoren- es el que hemos hecho de GIGANTES GENETICOS ARGENTINOS, en donde hemos identificado desde el año 1890 a 2013 -habría que reactualizarlo- cuales sementales en la historia de la cría de la República Argentina, fueron JEFES DE RAZA ARGENTINOS, emulando al sistema de JEFES DE RAZA (Cheff de race) mundial. Cuando se analice un pedigrí de cualquier animal con fines reproductivos, debería revisarse cuantos de los sementales que allí se ven en 5 generaciones cumplen con la característica genética de haber logrado, ser conceptualizados como GIGANTES GENETICOS ARGENTINOS.
Nuestro trabajo debería ser ampliado para las hembras, y determinarse (nosotros no lo hemos hecho) cuales podrían llegar a ser REINAS DE CRIA argentinas, o sea aquellas yeguas que en la historia de la reproducción llevada a cabo en este país,  fueron lideres en la transmisión genética de la característica corredora. Eso nos ayudaría muchísimo a los criadores. Nosotros con un amigo estamos ya trabajando sobre ese tema, aunque la tarea demorará años.
Podemos prever que con cruces inteligentes y buenas yeguas compatibles, estos padrillos nos deberían llevar la crianza de nuestros nativos a mejor nivel competitivo.

Seguidores